3 de agosto. Marta Sebestyén

La canción de las 11:59. Si alguien encuentra algo más aburrido que un sábado de agosto, por favor, que me lo diga. Combato el tedio con el recuerdo y la melancolía. Y, de vez en vez, le arrincono no sin enorme y agotador esfuerzo. Directamente desde el disco duro de mi estantería roja llega hoy a Marta Sebestyén, húngara de nacimiento y de apellido, que hace un par de décadas me puso los pelos de punta mezclando antaño y modernidad, la única forma conocida de evolución.

Deja un comentario