Peligro!

La canción de las 14:37. Tengo las orejas levantadas. Especialista como soy en situaciones de riesgo, atisbo el peligro sin necesidad de luces largas. Me gustaría recibirlo como se merece, pero nunca fui de pegarme como nadie. En la espera, sobrevivo más que bien con estupendas guitarras potentes llegadas de Mallorca. De la tristísima ausencia del inicial signo de exclamación en Peligro! ya hablaremos otro día.

Mar Casak

La canción de las 14:11. El que no vea poesía de arte mayor en el golazo de ese crío, que se lo haga mirar. Hasta aquí mi aportación futbolera al gustirrinín de ayer. Ahora, a lo que vamos. Sigo todo lo que hace Germán Gómez-Escolar, genial ya desde su mismísima denominación artística (Germán Ges) y prácticamente todo me gusta. Por supuesto, en La Milagrosa; también, mucho, en Carrera blanca. Ahora, lo encuentro colaborando en el proyecto en solitario de Marcos Villanueva, Mar Casak. Y, oh, sorpresa, mola de igual modo. “Quiero que tú sepas que te quiero“, canta. Pues eso.

Mecano

La canción de las 18:24. Algo me dijo a mí a la hora que habitualmente comparto música casi, casi a diario, que esperara. Obediente, lo hice y ahora recojo los frutos: Venezuela, la Stasi, Ayuso, Begoña, me gusta la luna y ya tal. No fue Mecano, ni de lejos, mi grupo favorito, pero la única vez que los vi en directo, finales de los ochenta hablo, descubrí que me sabía las letras de todas sus canciones, algunas de ellas realmente magníficas. Siglos después, habiendo estado en Nueva York, pero no en Hawai y mucho menos en Bombay, solo repelús.

Tiger Menja Zebra

La canción de las 14:54. Desperté raro. Dejémoslo, mejor, en desperté, así, a secas, que lo de raro ya viene de serie. Pregunté a los que más saben por música extraña y los Tiger Menja Zebra llegaron raudos a mi auxilio. Unos tipos de Barcelona que cantan hablando sobre espectaculares bases maquineras. Han sacado un disco titulado Admirables en el que, literalmente, hacen canciones a personas que ellos admiran. El humorista Miguel Noguera, el desaparecido Pepe Rubianes, la más recientemente fallecida Mimi Parker y, claro, el estupendísimo David Rodríguez, que, como La estrella de David, tantas veces ha pasado por aquí. “La idea de que me dediquéis una canción me parece regular. Me avergüenza y me da pudor por un tubo“, les dice el propio David al acabar este temazo. Pensándolo bien, no está tan mal ser raro.

Living Camboya

La canción de las 15:38. Evitaré comentarios que nada tengan que ver con el regalazo musical de hoy. Seré conciso, que no me acabo de creer yo lo de la teórica infinitud de estas modernidades cibernéticas. Si un día el diccionario de la RAE abriera una entrada para definir qué es un grupo de culto, perfectamente podría figurar Hazte lapón como ejemplo. Aquel dúo formado por Saray Botella y Lolo González Molinier anuncia ahora que romperá el silencio musical que mantiene desde 2018 y para celebrarlo, o no, se ha editado un disco con versiones de algunas de sus mejores canciones. Escuchado casi en su totalidad, me quedo con este primor: una adaptación de la buenísima Permanezca en sintonía, mejorada por los también malagueños Living Camboya. Bravo por todo.