23 de octubre. Red Gurd

La canción de las 15:29. Si yo tuviese la cultura musical que no tengo, diría al momento a quién me suena exactamente este “Kill The Wizard” de los madrileños Red Gurd. Porque en alguien pienso al escuchar la particular voz de Manuel Romero por encima de esa potente base musical. En lo que lo recuerdo y no, solo me queda disfrutar de este imponente trallazo. Que no es poco. Disfrutar. Ese verbo.

22 de octubre. Las Odio

La canción de las 15:30. Me gusta llamar galbana a la pereza. Aunque solo sea por fantasear con una famosísima marca de moda y complementos. D&G. ¿Lo imagináis? Pues eso. Aún no habían pasado por aquí Las Odio y yo tampoco me lo explico. Llevan ya años Ágata, Ali, Paula y Sonsoles dando terrible caña. Sin embargo, las traigo hoy por aquí con un fantástico canto a la pereza, igual de guitarrero, pero menos potente que de costumbre. “Hoy no voy a hacer nada / hoy no quiero hacer nada / no saldré de la cama“, cantan. Y me parece requetebién.

21 de octubre. Casetes

La canción de las 14:41. Casetes son tres chavales de Asturias. Ese rasgo geográfico me hace desconocer si la denominación se refiere a lo que yo creo, y espero, o a la forma de llamar en asturiano a las casetas. Confío en que sea un pequeño homenaje a aquellas cintas en las que aprendimos a escuchar música. Aquí, en “Lo normal”, tiran de ukelele, casi tan perdido ya como aquellos casetes de mi infancia, para cantar con toneladas de gracia y ritmo.

18 de octubre. Anna in the Attic

La canción de las 14:35. Pese a criarme en un primero, me gustan más las alturas que las bajuras, salvo cuando estas últimas tienen que ver con la pesca y con las sábanas. Ahora vivo en un cuarto, cerca del ático. Allí, arriba del todo, vive esta joven zaragozana que atiende al cinematográfico nombre de Anna in the Attic. Canta como esas yanquis, british o australianas que tanto me gustan. Pero está más cerca.

16 de octubre. Roger Usart

La canción de las 14:22. Tampoco sé yo por qué he tardado tanto en descubrir la música de Roger Usart. Me llega a través de gente que sabe mucho de esto y lo recibo cual regalo. Roger es de Manlleu (Barcelona) y me imagino que, como yo, estará triste viendo lo visto. Si hay alguna música que amanse, probablemente sea esta bellísima. Si es que hay que amansarse, que ni siquiera de eso estoy seguro.

15 de octubre. Gaua

La canción de las 14:34. Gaua son tres chicas, Patri, Ruth y Nagore, que viven en Barcelona, pero que proceden de Zaragoza, una, y de Vizcaya, las otras dos. Imagino que la denominación del grupo viene por estas últimas porque a euskera suena un rato. Son jovencísimas, por lo que veo les gusta vestir de negro y por lo que escucho, tocan muy requetebién. Este “Duelo” es un soplazo de aire fresco. Que no lo pierdan nunca.

14 de octubre. Mala Cotton

La canción de las 15:13. No sabía yo que los pimientos favorecieran el talento musical, pero escuchando a la pléyade de fantásticos grupos e intérpretes murcianos cada vez me quedan menos dudas sobre el particular. Si no, no lo entiendo. Los penúltimos en sorprenderme son estos Mala Cotton, cinco chavalotes que hacen en este fenomenal “Mr. Dreams” la música que más me gusta escuchar ahora mismo.

10 octubre. Tulsa

La canción de las 14:39. Entre las múltiples costumbres que se irán convirtiendo en tradiciones en este blog de música e ilusiones está que Miren Iza pase por aquí con cada cosa nueva que saque al mercado. Barro me entusiasmó hace años y Oda al amor efímero me encantó hace algo menos. Lo novísimo de Tulsa se llama Tres venenos y es fantástico, entre otras cosas, por lo que cuenta, por cómo lo canta, pero, sobre todo, por cómo es capaz de emplear la forma verbal “Doblégate”, tan complicada de decir, y convertirla en algo tan bello en su particularísima voz.

9 de octubre. Medalla

La canción de las 15:29. Retomo buenas costumbres; las otras me las bebo. Vuelvo a escuchar la radio que más oía en tiempos. De buena mañana, en el transporte público que toque, letras y canciones para empezar el día de la mejor manera posible. De lo mejor que escuché ahora hace unas horas, esto de Medalla, el cuarteto barcelonés que lleva el guitarreo a su máxima expresión. “Lengua afilada”, cantan. Y la tienen.