19 de febrero. Rumia

La canción de las 14:12. Llego a Rumia por los músicos que veo que la acompañan y ya allí, decido quedarme. Y lo hago gustoso. Su procedencia hispano-portuguesa la llena de encanto y que viva en Berlín solo habla muy bien de su gusto. Canta, además, muy bien. Los hermanos Seijas, talentosos multiinstrumentistas gallegos, el canario Sergio Delgado, bien conocido por aquí por su magnífico proyecto SED, y el bajista Manu Portero la acompañan adornándola.

18 de febrero. Jero Romero

La canción de las 15:25. Qué gusto poder escribir las dos palabras que van después de la fecha de hoy. Mucho tiempo sin hacerlo, días paladeando las canciones de aquellas dos obras para la historia, el fantástico Cabeza de león y el sideral La grieta, sin discusión, el mejor disco de la década se haya acabado o no. Y volvió Jero Romero, como es él, casi sin avisar, callandico, y la sola escucha de sus dos nuevas canciones, 2010 y Los cadáveres, removiendo tanto. Como bien dice ella, pudiera parecer que el toledano ve por una mirilla nuestras vidas y sobre eso escribe. Me quedaré hoy con este descarnado 2010, básicamente porque fue la primera que escuché, pero cualquier día, en cualquier momento, compartiré esos tremendos cadáveres. Gloria eterna al gusto, al talento y a la sensibilidad extrema.

16 de febrero. Don Joaquín

La canción de las 13:39. Ximo Cardona nació en Valencia, pero bien podría haberlo hecho en el desierto de Tucson, Arizona. Se hace llamar con el grandilocuente apodo de Don Joaquín, mas la escucha de sus canciones hace justicia al nombre artístico. Tratémosle de don entonces. Leo que San Valero es una de las calles del valenciano barrio de Russafa, luego oigo el banjo impenitente e insisto, el pensamiento se me va al medio oeste norteamericano. Sea donde fuere, me gusta.

15 de marzo. Eladio y los seres queridos

La canción de las 13:54. Llevo horas pensando en seres queridos. Anoche, hace un rato, la sonrisa sincera de buenísimos músicos, increíbles, que lo son más por su nivel humano que por su categoría artística, sencillamente, infinita. Dormí largo y desperté triste. Otro queridísimo, amigo de siglos diferentes, páginas eternas y abrazos sentidos, lamenta la pérdida y se ase al recuerdo imborrable. Con él, con Róber, vi alguna que otra vez el inconfundible sombrero de Eladio Santos, el gallego, y a sus inconmensurables secuaces. Y disfrutamos, como seguiremos haciendo siempre juntos. Ahora, Eladio y los seres queridos regresan con El Norte, la patria de los navarros de bien. Entre lágrimas, solo seres queridos.

13 de febrero. Radio 75

La canción de las 14:35. Oigo la radio desde que oigo. Me quedaré sordo por hacerlo. Ahora, únicamente escucho música y fútbol, pero hubo tiempos en los que no dormía hasta que Carlos Pumares no acababa de limpiar el polvo de las estrellas. En señal de profundo agradecimiento, comparto hoy lo nuevo de unos tipos barceloneses llamados Radio 75 que, desafortunadamente, no creo que suenen en demasiadas radios. Para tratar de tapar un poco la injusta herida, este “Celine”, que no suena nada mal.

12 de febrero. Jhana Beat

La canción de las 14:28. Esta mañana no he podido participar en ninguna de esas apasionantes tertulias televisivas que solo se pueden dar en el trabajo. No supe decir nada de tentaciones ni de islas. Yo, los martes por la noche, no tengo ninguna duda. Me pongo La 2 y me dejo llevar. Un país para escucharlo es el mejor programa de la tele actual. Sin exagerar. Ayer Ariel Rot viajó por Valladolid y León. Casi todo lo buenísimo que allí se escuchó ha pasado por este modesto blog de música e ilusiones. Pero como desconocer tiene lo bueno de poder conocer, me quedo con Jhana Beat, una impresionante leonesa que, literalmente, lo parte. Su habilidad vocal quedó patente y su ritmazo hizo que moviera ambos pies, convenientemente tumbado en el sofá, a eso de las doce de la noche. Un pasote.

10 de febrero. Villafranca

La canción de las 15:11. Pudiera parecer, pero no es nada nuevo esto de mezclar el folklore patrio con la música electrónica. Cuando yo era crío lo hacía, a su modo, el asturiano Hevia, y mejor, mucho mejor, dónde va a parar, el prematuramente desaparecido Martyn Bennett. El otro día compartí eso buenísimo que hace ahora Rodrigo Cuevas y hoy me quedé pillado con lo último del músico pamplonés Pablo Villafranca. Una joya pasada por el tamiz de lo penúltimo de lo penúltimo y acompañada por la luminosa voz de Amaia Tirapu de Kokoshca.

9 de febrero. Egosex

La canción de las 14:07. Es fresco y hace domingo. Quizá sea al revés, pero muchas veces lo cierto está del otro lado. Despierto y busco música, sin más intención que el disfrute sereno. Sin embargo, al tropezar con un experimento hecho desde Barcelona por un tipo que se llama Hug, otro que atiende por Lluis y un tercero, polifacético, cuyo nombre de guerra es Wekaforé, no dudo en regalar y compartir. Los tres son Egosex y suenan a la modernidad que más me gusta.

7 de febrero. L’EXOTIGHOST

La canción de las 14:15. Descubrámonos, que ya andan cubiertos ellos. Hagamos reverencias ante el talento, postrémonos extasiados ante lo que hacen el gran Javier Díez Ena y sus secuaces. Nadie como Javier toca ese invento del demonio bueno llamado theremin en este país. Ahora lo hace bajo el nombre de L’EXOTIGHOST y sirva de ejemplo este Luna hiena, actuación en directo incluida, para comprobar que los elogios son, de todo, menos exagerados. Para colmo de bienes, leo que el batería es Ricardo Moreno. En el vídeo, le veo regular, pero todo hace indicar que Los Ronaldos, los mejores de siempre, también andan por ahí.