1 de abril. Nueva Vulcano

La canción de las 17:47. No todo son malas noticias para empezar el mes de abril. Nueva Vulcano han sacado nueva canción y yo, a los autores de ese pelotazo sideral de poco más de dos minutos llamado “Te debo un baile”, les espero siempre con deseo. Desde Barcelona, con su estupendo estilo de siempre, ponen letra e imparable ritmo a eso que a todos nos ha pasado alguna vez. “Fui fan de Hal Hartley / pero el plan de esta tarde / es Disney y resaca padre”, cantan. La vida misma. (Y eso que Amateur, aquella peli de Hartley con esa monja que se salía del convento y escribía relatos porno, tenía bastante gracia).

31 de marzo. Verto

La canción de las 16:37. Teletrabajo mucho más tranquilo porque recuerdo que, justo antes de toda esta pesadilla, vi el mar bravo. Allí, en las mágicas Furnas, península de Barbanza, el paraíso gallego. Las trampas del destino se asumen de otra manera con la energía acumulada que solo dan las olas. Alberto Mira y Fernando Peleteiro son de Santiago, forman el dúo Verto, y como a todos los músicos gallegos de la nueva hornada, les encanta mirar al otro lado de su mágico mar.

30 de marzo. Matsu

La canción de las 16:12. Hace años me dio por estudiar japonés. Así, como suena. Salía de clase con una mezcla de evidente dolor de cabeza y de no menos evidente satisfacción personal. Aquello, como todo, duró lo que duró, pero lo recuerdo con agrado, aunque en realidad no me acuerdo de nada. Matsu, en japonés, significa espera. Justo, justo en lo que estamos ahora. Musicalmente, es el nombre de dos granadinos fanáticos de la electrónica ambiental; quizá, el mejor estilo posible para lo que nos queda por delante. De su interesantísimo EP, Nosotros, escojo hoy, final de este increíble marzo, Febrero por dos cosas: mi alma contradictoria y la pequeña joya que es.

28 de marzo. Alberto Acinas

La canción de las 13:58. Esto está siendo tan extraño, que esta mañana desperté recordando una canción de Alberto Acinas, el palentino más raro que conozco, y conozco a más de tres. Hace poco más de un mes, cuando todos éramos felices, Ariel Rot enseñó a la inmensa minoría musical de La 2 lo que es capaz de hacer un tipo cuando hace lo que le da la gana. Aquí, en casa, soñamos con que esa exaltación de la música y el amor que es el festival Palencia Sonora sea, a mediados de junio, el principio del fin de esta pesadilla de mucha muerte y poca redención.

27 de marzo. De los Santos

La canción de las 18:28. De los Santos es el segundo apellido de Jaime Barella. Es otro integrante de ese grupo de chavales y chavalas con incuestionable talento a los que esto de la cuarentena no les afecta en demasía. Vamos, de esa hornada de gente que para hacer música no sale de su dormitorio ni, en este caso concreto, de su casa ya que el vídeo de Jaime está grabado en su baño. A mí me siguen pareciendo aire fresco. Es normal.

26 de marzo. Evripidis and His Tragedies

La canción de las 18:07. Ya que es lo que nos toca, desvariemos. Pero a lo bestia. Desde los tiempos de Elefteria Arvanitaki y Alkistis Prototopsalti no se había vuelto a escuchar griego por estos lares. Y no debería ser extraño siendo este blog de música e ilusiones el último reducto de la nueva música nacional. Pero resulta que Evripidis Sabatis, ateniense de nacimiento es ya un barcelonés de corazón. Creo que uno es de donde pasa la cuarentena y seguro que un tipo griego que llama a su proyecto musical Evripidis and His Tragedies tiene buen gusto.

20 de marzo. Aiko el grupo

La canción de las 16:11. Prefiero tener suerte a tener buen corazón. Eso es lo que cantan Tere, Lara, Bárbara y Jaime. Su grupo se llama Aiko, aunque en buena lid el nombre correcto es Aiko el grupo. Escuchad, escuchad la letra de este pelotazo posmoderno y veréis que parece escrito justo para estos días: “A mí ya me iba mal de antes“… empieza. Y todo así.

19 de marzo. El último de la fila

La canción de las 14:19. Un día; mejor, una noche, me preguntaron cuál era para mí el mejor grupo español de la historia. Y la respuesta me salió como salen las más auténticas: sin pensar. Como si alguien, mucho más listo que yo, hablara por mí. Ninguna duda. Ideal, también, para momentos tristes. Elegiría cualquiera de sus canciones, pero hoy me decido por esta preciosidad: Cantad por mí, que yo lo haré también por vosotros.

18 de marzo. Ojete calor

La canción de las 19:22. No puede haber alegría y alborozo frente a la maldad que nos rodea sin contar con ellos. Carlos Areces y Aníbal Gómez ya pasaron por aquí hace más de cuatro años con aquel glorioso Viejoven, e incluso Aníbal lo hizo por separado con su proyecto Ruido Paraíso. Ante las bobadas que estamos escuchando últimamente, nada mejor que este inconmensurable Opino de que. Con todos ustedes, Ojete Calor.