13 de diciembre. Sofía Buckingham

La canción de las 14:26. No mentiría demasiado si dijera que conozco a Sofía Buckingham (así, como el palacio londinense) desde bien pequeña. Esto es, desde antes de ayer. Insultantemente joven sigue siendo, mas cuenta con un talento sin mesura conocida. Ya en la primera vez que la vi en directo noté un carisma fuera de lo habitual y su progresión solo apunta al infinito. Sacará disco el próximo año y este “Strangers” que sirve de adelanto es una fantástica muestra de todo lo anterior y, convencido estoy, pálido reflejo de la explosión futura. Solo le pido, y ya se lo he dicho, que cuando sea famosa y llene conciertos enormes, no se olvide de aquellos que la escuchamos por primera vez. Nosotros no lo haremos.

12 de diciembre. Rodrigo Cuevas

La canción de las 14:18. Francamente impresionado con lo que acabo de escuchar. Mucho. Lo nuevo del interesantísimo intérprete asturiano Rodrigo Cuevas es fascinante. Le oigo en la única radio que escucho contar que se llevó a Raül Refree diez días por su tierra para conocer cómo las mujeres mantienen un folclore centenario construido a base de voces y percusión. Fantásticos ambos. Y ahora mejorados, por extraño que pueda parecer, por el desbordante talento de Cuevas y Fernández. Bravo por las mujeres bravas y los tipos valientes.

11 de diciembre. Émbolo

La canción de las 14:29. Estaba yo ayer haciendo mis semanales saludos al sol, ora agotadores, ora sanadores, cuando recordé haber escuchado una canción que hablaba de ellos y, no contento con ello, también citaban a la mágica prana y al místico kundalini, términos yógicos por excelencia. La banda de rap tarraconense Émbolo se ríe de todo ello en este irónico Espirulina. Yo no lo hago, más al contrario lo practico con devoción, pero está tan bien rimado que no me puedo resistir a compartirlo.

10 de diciembre. Ferrán Palau

La canción de las 15:13. Pasé cinco años sin saber nada de Ferrán Palau y el remedio llegó de la mejor forma imaginable. En forma de queridísimo regalo de porque sí, sin motivo, fecha ni razón. Y como me conoce, sabía que me iba a gustar. Y me encanta. Aquel emocionante meu lament de hace un lustro tiene la mejor continuación posible en este precioso Univers. No entiendo todo lo que canta, pero ese comienzo, “Te quiero como se quieren los adolescentes“, me vale. Gracias a él y, especialmente, a ella.

5 de diciembre. Parquesvr

La canción de las 14:34. Vivo pegado a macrocentros comerciales por los que apenas piso. La última vez que entré en uno tardé hora y cuarto en encontrar el coche. No estoy lejos de ese Parquesur en el que se han inspirado mis nuevos amigos de hoy, con Javi Ferrara al frente. Han cambiado una u por una v, vete tú a saber por qué, y desparraman con el mejor punk-rock del momento bajo el nombre de Parquesvr. Este 1992 es, por tantas cosas, absolutamente descacharrante.

4 de diciembre. Fred Fredburger

La canción de las 15:11. Nada mejor que juntarte con tus colegas y ponerte a hacer música. La razón de ser de cualquier grupo lo sigue siendo a día de hoy. Estos chicos lo han llevado hasta las últimas consecuencias para jugar con el punk-rock divertido. Se llaman Fred Fredburger, viven en Madrid y, pese a lo jóvenes que son, este “Colegas” es su particular homenaje a la mítica serie “Friends“.

3 de diciembre. Aviador Dro

La canción de las 14:33. Pese a lo que pueda parecer, me gusta hacer feliz a la gente. Ayer, alegré la tarde a un amigo. “Ni en tus mejores sueños aparecerían estos dos juntos“, le escribí. Aviador Dro, o para ser más exactos, El Aviador Dro y sus Obreros Especializados, es su grupo de cabecera y le gusta Xoel López como a cualquiera que le gusta la música que eriza la piel. La banda de Servando Carballar, imprescindible para tanta gente, estrenó este mítico “Selector de frecuencias” en 1982 cuando el grupo contaba ya con tres años de vida. Celebran ahora cuatro décadas y lo han hecho recopilando lo mejor y dejándose acompañar por alguno de los mejores. Por cierto, desde su portal, mi amigo me respondió con sonrisas y corazones. Tecno puro.

2 de diciembre. Bosco

La canción de las 14:49. Es posible que me explote la cabeza. Pero ¿cómo es posible que hasta hace 50 minutos yo no tuviera constancia de la existencia de este grupo brutal llamado Bosco? Vienen, por no variar, de Murcia, y parecen liderados por un tipo genial llamado David Moretti. De su estupendo disco, rescato este sideral “La bruja regresa“, interpretado con la colaboración de otros grandes, Crudo Pimento.

1 de diciembre. Est Oest

La canción de las 13:35. Siempre fui a contracorriente. Veo desde mi ventana, porque tengo ventana desde la que ver y eso en la gran ciudad no es cualquier cosa; veo, digo, llover a cántaros. Me gustan los meses triviales y diciembre no lo es. Entre una cosa, y la otra, apuesto por la primavera. Este quinteto de Vic, ellos del Este y yo del lejanísimo Oeste, canta en catalán a la estación de las flores, tan oculta ahora, a ritmo de contagioso funky. Disfrutadlo. Y también de ver llover.

30 de noviembre. Amaro Ferreiro

La canción de las 12:17. De los cinco hermanos Jones, Queco era el mejor, cantábamos cuando éramos chicos. Cuando fuimos chicas, claro, fue diferente. No hay ni mejor ni peor entre los dos hermanos Ferreiro. Iván es, claro, imprescindible, pero Amaro tiene también un talento descomunal para hacer canciones. Aquí di buena cuenta de ello con aquel fantástico Trueno y relámpago, incluso mucho antes con su otro entrañable experimento llamado Glez. Regresa ahora Amaro con este Desesperadamente, que aparece en la banda sonora de la película Litus, que no tiene nada que ver con el cantante del bigote; o sí. Envidio el talento de toda la gente que comparto por aquí, pero más aún de aquellos que entonan palabras complicadas como desesperadamente así, sin despeinarse.