Bariri

La canción de las 15:37. Ni idea de quién es Bariri. Y ni falta que hace. La única pista que tengo es como la señal más grande en medio de una de esas autovías por las que nos va a tocar pagar: la bendita gente de Club del río está cerca. Y eso es el mejor de los presagios. Luego le doy al play en este No sé y su tremendísimo flow me da todas las respuestas. Incluso las que no esperaba.

Fábrica de espejos

La canción de las 15:22. Volví a perder. Llevo 30 años haciéndolo y ya me he acostumbrado. Siempre ganan otros. Vi a mucha gente contenta, incluso a horas en las que nos habían dicho, también ellos, que no se podía si quiera sonreír. Había ganas de fiesta. También las tengo yo. Por ahora, me conformo con La fiesta que montaron estos gallegos de Chantada llamados Fábrica de espejos. Leticia, Isaac, Álex, Ángel y Hum hacen, muy bien, eso que algunos llaman shoegaze y que, a ratos, tanto me gusta. Menos mal que nos queda (Portugal) y la música.

Lusillón

La canción de las 14:53. Si el nombre de este proyecto artístico tiene que ver con Lucía y un sillón, mi enhorabuena por ello. Lucía es una joven de Madrid que hace canciones sencillas e irremediablemente pegadizas. Este Un vermú contigo, por ejemplo. Y sí, un sillón es ideal para reflexionar. Aunque, sinceramente, no creo que haya que hacerlo demasiado.

BertoRojoo

La canción de las 11:03. Tiene algo de hipnótico este tema de BertoRojoo. Tranquilo y pausado, nada comparado a cuando he visto a Alberto Rojo tocando el bajo completamente despendolado con Niña Polaca. No puedo estar más de acuerdo con la letra de este Comernos los labios. Hasta yo, estoico y austero por naturaleza, e incluso por definición, comienzo a estar agotado del asunto. Lo bueno es que, por encima de agoreros, ahora sí que estamos dejando de ver el túnel al final de la luz y ya empieza a atisbarse el sol. Mientras llega del todo, sigamos disfrutando con la buena música. La de BertoRojoo sin ir más lejos.

Comando Velarde

La canción de las 15:52. Como solo se habla de lo único, hacía tiempo que no escuchaba lo de NiNi, ni estudias ni trabajas, para los no iniciados. Cuatro tipos montaron hace un par de años un grupo en Madrid con el nombre de uno de aquellos héroes que cayeron al levantarse contra los franceses en busca de una independencia de las buenas. Lo nuevo de Comando Velarde se llama NiNi y van sobrados de ironía y de guitarras. Buena mezcla esa.

Doble pletina

La canción de las 16:37. Da igual el tiempo, mucho en cualquier caso, que Doble pletina lleven sin hacer música. Porque sabes que cuando regresen lo harán luminosos, bellos y preciosos, inconfundibles en el fondo y mucho más aún en la forma. Esta mañana, en la radio, escuché Algo de lo que me pueda quejar sin saber que eran ellos, pero cuando los segundos se convirtieron en medio minuto pocas dudas me quedaban. Será uno de los temas que sonarán en Stop, una comedia protagonizada por los propios miembros del grupo barcelonés. Es lo que tiene hacer todo bien.

Bye Bye Lullaby

La canción de las 15:32. Conozco bien las virtudes de Bye Bye Lullaby. Son paisanos y muy buena gente. Ester y Dani llevan años haciendo música americana en terrenos del cercano Oeste. Ahora se han echado en los brazos de algunos miembros de Calexico, Jairo Zavala incluido, y ahí se debe estar bien calentito. Lo demuestran ya en este más que esperanzador Despierta. Toda la suerte para ellos.

Mujeres & Cariño

La canción de las 15:45. Todo, repito, todo, lo que hace el trío barcelonés Mujeres me gusta, incluso lo que no suena a ellos. Es el caso de su recientísima colaboración con otro trío, en este caso, femenino, las felizmente habituales de este blog, Cariño. Se han juntado 6, más los teclados del multiinstrumentista Juan Pedrayes y han hecho una cosa la mar de bonita llamada Al final abrazos. Mezclar mujeres, cariño y abrazos. ¿Para qué más?

Eduardo Luka

La canción de las 15:22. No es la primera vez que lo escribo y seguro estoy de que no será la última. Más, después de ver este fin de semana el más que notable documental de Netflix sobre Héroes del Silencio. En Zaragoza se hace muy buena música. Se hizo y se hace. Uno de sus últimos representantes es este Eduardo Luka, originario del barrio zaragozano de San José. Su Cordobesa es original y potentísima. Y no sé exactamente en qué orden. Ni me importa.

Rodriguez Rodriguez

La canción de las 11:19. Sería el momento idóneo para cortarme la coleta y dejar en alto este modesto blog de música e ilusiones. Podríamos hacer un partido homenaje y colgar la camiseta allí, arriba del todo. Sin yo saberlo, llevo más de 8 años buscando música con el único fin de encontrar un tipo que se llame así. Como yo. Toda mi vida respondiendo a la pregunta: ¿Y el segundo? cuando digo mi primer apellido. “Rodríguez, también“. Pues bien, Albert-Vicente Muñoz Rodríguez llama a su proyecto musical Rodriguez Rodriguez y, aunque, sin entender muy bien por qué, lo haga sin las imprescindibles tildes, no puedo sentirme más realizado. Sería el momento idóneo de dejarlo aquí, pero va a ser que no.