31 de julio. Cristina Quesada

La canción de las 17:28. Andaba yo despidiendo a un mes y dando la bienvenida a otra cosa bien distinta, cuando en el aleatorio buscador musical comenzó a sonar lo que aquí sigue. Pensando en si me gustan, o no, las versiones, colegí que unas sí y otras no. Hace años compartí aquí un temazo que el grupo donostiarra Family había creado mediados los noventa. Aquel inmortal “Viaje a los sueños polares” tuvo su recreación, tampoco ayer precisamente, en la preciosa voz de Cristina Quesada. De esas versiones que sí.

28 de julio. Ju.

La canción de las 13:54. Así. Como suena. Ju. Jota mayúscula, u minúscula y un punto. Cada uno llama a su proyecto como le viene en gana. Hasta ahí podíamos llegar. Tampoco esto lo escucharéis en casi ningún otro sitio. Bárbara Bañuelos, Javier Espada y Ernesto Zoko se dan una vuelta por ese esplendente territorio que comparten el pop y el folk de toda la vida. Y, en vez de callarse, lo cantan. Y yo se lo agradezco.

27 de julio. Río Arga

La canción de las 12:44. Desconozco si los niños de hoy en día estudian la geografía como lo hacíamos nosotros. Aún recuerdo aquellos mapas de España para siluetear, con esos puntitos que indicaban, creo, las capitales de provincia. El río Arga no aparecía, pero yo de aquellos mapas quería saber hasta lo que no figuraba. Por eso un día supe que el río Arga era el que pasaba por Pamplona. Las cosas están cambiando mucho, pero supongo que seguirá siendo así. Musicalmente Río Arga es un cuarteto pamplonés que sólo hace que confirmar que la ciudad de San Fermín es la capital de la movida actual. He dicho.

26 de julio. Ojo último

La canción de las 11:33. Desperté hipnótico. Sería porque, como antaño, dormí escuchando a García. Necesitaba un ritmo machacón y encontré, creo, el mejor posible. Sergio de Pablo se esconde detrás de este interesantísimo proyecto denominado Ojo último. Se le define como “brujo embravecido, filósofo electrónico, cantautor robot, demonio alienígena, Quentin Tarantino de la música”. Y algo de todo eso seguro que será. Medio canta, medio declama que vienen más. A ver si es verdad y vienen pronto.

25 de julio. Cosmo K

La canción de las 13:28. En épocas de vacuas grandilocuencias (más o menos como estas dos palabras que acabo de escribir) siempre queda lo mínimo. Que, por cierto, suele ser lo mejor. María, Ángela y Álvaro tocan guitarras y cantan. Y cuando lo hacen, poco más hay que añadir, salvo decir que lo que hacen les queda precioso. Como esas cigüeñas a las que cantan.

23 de julio. Hal Incandenza y Linda Mirada

La canción de las 19:42. Regreso tardío por mor del estío vacacional. Pero vuelvo, que es lo relevante. Y lo hago, por partida doble, con “Calor”. Primero porque lo tengo y segundo porque así tituló el año pasado su disco el músico electrónico Henry Saiz, aunque fuera con el extraño alias de Hal Incandenza. De aquel interesantísimo trabajo, rescato hoy este veranieguísimo “Cuando el mar se trague el sol”. La voz femenina, tan limpia como siempre, es la de la cacereña Ana Naranjo que, como seudónimo, siempre prefirió el tan descriptivo Linda Mirada.

20 de julio. Sanchezseco

La canción de las 13:40. Admiro a los valientes. Lo son, por ejemplo, quienes se empeñan, guitarra y voz, en hacer canciones. Más aún quienes osan enseñar su mínima producción. El escritor de canciones madrileño Sanchezseco además de no esconder sus apellidos, acaba de publicar “Autorrescate”, cuatro piezas íntimas y emocionantes a la par. No lo oiréis en ningún sitio. Y es una pena.

19 de julio. Yawners

La canción de las 14:35. Si dos son compañía, cada vez más novedosos grupos españoles son eso, una compañía. Me flipa el ruido que, sólo con guitarra y batería, hacen algunos. En lo más alto de mi particular altar de dúos está, por supuesto, Cala Vento, pero en un lugar cada vez más privilegiado se sitúan ya Elena Nieto y Óliver Martín. Son los componentes de Yawners, hacen rock de toda la vida y nacieron, como yo, aquí, al oeste del oeste. Como bien digo, me flipan. También y por cierto, Luis Enrique, sea de quien sea hijo. 

18 de julio. Hibernales

La canción de las 14:42. Combato los rigores del calor pertinaz, bien en la piscina, bien hibernando. Lo primero lo hago a menudo, entrando y saliendo del agua de manera compulsiva por temor a que los dedos se me escareen (verbo infantil donde los haya). Lo segundo lo llevo a cabo desde hace un rato, justo desde el momento en el que me crucé con los barceloneses hermanos Bernal. Ella, Elisa, él, Eloy; con padres a los que les encantan los nombres que empiezan por El. Escuchando este tranquilo y bellísimo “Por amar” en invernal bucle tened por seguro que soportaría el más anticiclónico de los estíos.

17 de julio. Caliente caliente

La canción de las 12:49. Léase rápido la repetición que supone el nombre del grupo de hoy, añádase un “eh, oh” y rápidamente aparece por la esquinita la escuálida figura de Rafaella Carrá. Pero no, casi nada más lejos de la realidad. En Caliente, caliente se han juntado el sin par Raúl Querido, que ya se pasó por aquí con el divertidísimo proyecto El Pardo,  Frankie Ríos, componente de los fantásticos Camellos, y una chica llamada Sandra, aquí a la batería y a la voz principal. “He descubierto el mindfulness / y ahora todo me parece bien”. Como un moderno manual de autoayuda, vamos.