2 de enero. Opatov

La canción de las 12:27. Dormí un par de noches en Cerdanyola del Vallés. Hijos cercanos de primos lejanos, al llegar al lugar pensé que nos habíamos confundido de sitio. Yo iba buscando aquella Sardañola con la que hablábamos a través del teléfono. Le mantengo el cariño. Hoy más porque de allí llegan los chicos de Opatov. Comparto en el segundo día del año este vibrante casi instrumental titulado “El Puente”. En su ficha técnica, los cinco componentes de Opatov, amén de aparatos habituales, dicen que dominan el jaleo. Y vaya si lo hacen. Y, además, del bueno.

Deja un comentario