13 de julio. Madre Máquina

La canción de las 13:28. Si el motivo de la breve ausencia es el poderoso mar, cómo si la ausencia ha de ser larga. Pienso en olas potentes, en justo calor y agradable viento, en tiempo libre en fin. Y descubro que así, “Tiempo libre” es como dieron en llamar los chicos de Madre Máquina a esta fantástica canción que hoy comparto y que alguna que otra sonrisa me ha hecho soltar. “…Control Z necesito pulsar / para todo deshacer  / y es lo que es / hago todo al revés…”, cantan. Y yo, lo celebro.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=qkHwbFCMvI4&w=420&h=315]

2 de junio. The Homens

La canción de las 11:41. Huelo, de nuevo, a mar. Debo tenerlo cerca, aunque solo sea en mi cabeza. Tengo el estómago del revés, pero la palabra calamar resuena en mi cerebro. No podría vivir el calamar en, pongamos por ejemplo, el bosque. Un ser vivo llamado calabosque no tendría demasiado sentido. Calamar lo tiene completo. Hace cuatro años que esta chavalada gallega llamada The Homens decidió colgar los instrumentos tras una fructífera trayectoria. Ellos quisieron ser calamares. Ahora regresan para dar un solo concierto en Santiago. ¿Por qué no más?
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=J54kCJTBllg&w=640&h=480]

14 de mayo. Bueno

La canción de las 11:58. Javier Vallina no se anda por las ramas. Su proyecto musical se llama Bueno y, directamente, así es. Menudos son los de Langreo, uno de esos sitios míticos para nosotros, los de secano y secarral. Los mismos que cogemos el coche, superamos aburridísimos páramos, llegamos a la Luna y poco después comenzamos a disfrutar viendo esas señales que nos indican la cercanía del eterno mar asturiano. La de Langreo es una de ellas. El “Maratón” que hoy regalo es uno de los menos cansados y más placenteros que jamás conocí. Obra de Vallina. Bueno, al fin.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=n6JXd2FM0Fs&w=853&h=480]

9 de mayo. Juliana R.

La canción de las 12:31. “Estoy cansada de hacer cosas / que no están de acuerdo con mi vida / paso todos los días / buscando una salida”… Si supiera cantar y fuera mujer, cantaría algo similar. Como ni uno ni muy probablemente lo otro, la salida que busco es el mar. Pero antes, música para hacer pequeñas maletas repletas de sueños. Llego, no me preguntéis cómo que ahora mismo no lo recuerdo, a una brasileña de Sao Paulo que se hace llamar Juliana R. Ella busca un hueco. Mi maleta lo tiene.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=U0MJ9pfg7Lk&w=420&h=315]

7 de mayo. Oskorri

La canción de las 9:09. Madrugo, básicamente, para que mis amigos me ayuden. Y lo hacen, vaya si lo hacen. Me regalan música para hacer yo lo propio. Y lo hago, vaya si lo hago. Por el camino que voy, dudo que algún día tenga nietos. De tenerlos, elegiré una buena tarde de invierno para contarles dos cosas, bueno, mejor tres. La primera, que tuve amigos. La segunda, que vi jugar a Messi. Y la tercera, que varias veces subí y bajé las 235 escaleras que llevan hasta la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, paraíso terrenal en el mismísimo mar vasco. Pocos, por no decir nadie, cantaron a ese impresionante lugar como los míticos Oskorri, grupazo con todas las letras. Para acabar, la pregunta del trillón: ¿Cuándo volvemos?
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=vQfHp4pqt2s&w=640&h=480]

6 de mayo. Tripulante y crucero

La canción de las 15:56. Huelo el mar que se acerca y mi cabeza requiere de música playera. A mi encuentro, un tripulante y todo un crucero dispuestos a ofrecerme lo que preciso. Melodías de costa y olas son las que hace este multinacional grupo con base madrileña e ingredientes canario, manchego, cubano y estadounidense. En la mezcla y no en el medio, la virtud.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=hQiv_zGdVFY&w=853&h=480]