Shanghai Baby

La canción de las 14:28. Mintió aquel (o aquella ) que dijo (o dija) que sobre gustos no había nada escrito. Hay mucho, bueno y malo, pero mucho en realidad. Nunca me atrajo demasiado la música de The Hinds. Admiré, pelín extrañado, su éxito planetario, pero jamás conecté. Me ha bastado una canción de su bajista, Ade Martín, para que ya me guste Shanghai Baby, su proyecto en solitario. Veis como si hay mucho escrito sobre gustos.

Deja un comentario