El momento incómodo

La canción de las 15:48. No contento con uno, descubro hoy a dos grupos. Con nombres fantásticos, por cierto, que ya sabéis lo que me gustan las denominaciones maravillosas. Usted señálemelo son argentinos y hacen delicioso rock psicodélico. De una de sus canciones, la más que notable Laser 420, ha hecho una potente versión la madrileña Malena Fernández, la chica para todo que está detrás de El momento incómodo y la que resulta que conocía de Paracusia. ¿Eran, o no, buenísimos los nombres de los grupos?

Buenatarde

La canción de las 15:13. Se ha quedado buena tarde. Sobre todo para escuchar la buenísima música del malagueño Mané López, que colaborando, tocando o produciendo a alguna banda de las más alternativas del país, seguro que ya ha pasado por aquí. Ahora, Buenatarde es todo suyo y bajona cuqui, su autodefinición. Como, por ejemplo, este brillante Sensación de pertenencia.

Llorar

La canción de las 15:11. Hace solo unos días lloré escuchando música. En directo, claro. A lagrimones, por supuesto. Llamar Llorar a tu grupo musical imprime carácter. Así lo han hecho los barceloneses Ani y Luis. Ellos sabrán. Hacen tecno-punk-pop, o al menos eso dicen. Te dejo en paz, cantan. Y no me importa que no lo hagan.

Novedades Carminha

La canción de las 15:02. Si es que alguna vez alguien los ha considerado como tal, olvídense de creer que Novedades Carminha sea poco más que una charanga verbenera. Lo creí, errado, algún tiempo, pero dejé de hacerlo la primera de las muchas ocasiones que he disfrutado con ellos en concierto. Tocan y lo hacen bien, muy bien los más de los ratos. Ahora regresan con una canción de 4 minutos, en la que el bajo apenas deja de sonar si acaso unos cuantos segundos y eso es muy requetebién.

El Buen Hijo

La canción de las 15:36. No sé muy bien qué contestar cuando me pregunto si soy un buen hijo. Me cuestioné lo mismo hace unos añitos, cuando estos adorables chavales pasaron por aquí por primera vez. En aquella ocasión, lo hicieron con la mítica El hombre del tiempo. Ahora ya sé hasta quién es Paquita Salas. Ahora, también me entero que Alicia es la de Cariño, y Daniel, el de Chavales. Marco, Cham y Miquel completan un quinteto titular de completas garantías en esto de hacer pelotazos de buen pop.

Carlos Gasca

La canción de las 15:09. Nací en un sitio en el que la noche de San Juan se celebra, más o menos, como la de San Nicasio y vivo en una en la que por el estilo. Así somos de aburridos en el interior. En otros lugares, mejor con mar, hoy es más que fiesta grande. Celebremos, hagámoslo siempre; hoy, con la música del veterano Carlos Gasca.

Ire

La canción de las 16:25. Ire es, claro, Irene; de apellido, Arróspide. Una joven de San Sebastián con evidente sentido del ritmo. Porque es ponerte a escuchar este Osos de colores y es como si lo estuvieses viendo, con la cabeza yendo al compás de lo que suena. Y eso, ya solo eso, mola. Y no poco.

Miguel Trias de Bes

La canción de las 15:25. Con apellidos de innegable raigambre catalana e, imagino, algún que otro hermano músico (El diablo de Shanghai), aquí os presento a Miguel Trias de Bes, que se ha soltado un disco muchísimo más que interesante. Este Temblar, con sus más de 6 variopintos minutos de duración, es una fantástica representación. Comienzo incierto, voz aguardentosa que se parece a la de quien todos estamos pensando y final distorsionado. De todo un poco.

Recycled J

La canción de las 15:44. Cuando me canse de aprender, intentaré renovarme antes de que la oferta haya caducado. Recurro a buenas fuentes para cualquier cosa, incluso para buscar buen rap. Me dice uno que sabe mucho, que el mejor de la actualidad es el joven carabanchelero Jorge Escorial. A veces, me gustan las opiniones contundentes. Escucho lo último de mi vecino Recycled J y no lo discuto.