San Marino

La canción de las 15:29. Música de toda la vida: el concepto. Tan fácil de escuchar como complicada de hacer. Se ve que Conrado Álvarez sabe de esto. Y bastante. A su nuevo proyecto lo ha llamado San Marino y, al oírlo, mi cabeza se va directa a un mapa, a kilómetros cuadrados y a habitantes. Y escuchando este Take me to Rome, sonrío. Y con ganas.

Secho

La canción de las 15:27. Miro los carteles de la carretera con vocación fotográfica. Sueño con volver a ver pronto ese que pone Dodro, fantástica denominación para un lugar, a paso y medio de Padrón, en pleno paraíso gallego. Nacer en Dodro no lo hace cualquiera. Sergio Castiñeiras lo logró. Bajo la firma de Secho, acaba de lanzar As Sensacións, una extraordinaria canción que no veréis en muchos más lugares. Aprovechad.

Rufus T. Firefly

La canción de las 17:01. De natural pesimista y escéptico de actitud, ni uno ni lo otro hicieron acto de presencia ayer cuando Víctor Cabezuelo anunció que lo nuevo de Rufus T. Firefly acababa de salir del horno. Solo soy optimista frente al talento desmesurado y, en situaciones como esta, siempre me temo lo mejor. No sentía tanta emoción ante una torre de marfil desde aquello de Atreyu y la Historia interminable. Bravo por los chicos de Aranjuez. El milagro continúa.

Comandante Twin

La canción de las 15:26. Un rato he tardado en descifrar quién era el comandante del que estos tipos madrileños hablaban. He estado lento porque lo primero que supe de ellos es que el grupo lo formaron los gemelos Guille y Pablo, junto a su amigo Edu. Era fácil: twin = gemelos. Sencillo, pero aún andaba impresionado con el vaivén de ayer de los Combo Paradiso y con el esperadísimo adelanto, solo en un rato, de lo nuevo de los siempre venerados Rufus T. Firefly. Suena bueno y potente lo nuevo de Comandante Twin. Deberíamos sangrar a borbotones. Es posible, sí.

Los DelTonos (Battiato in memoriam)

La canción de las 15:22:Españoles: Franco (el bueno) ha muerto“. Falleció Battiato y a mí, discretísimo experto en su música, me ha dado mucha pena. Un día alguien muy querido me dijo que el cantante siciliano jamás actuaba en agosto. Leyenda urbana o no, prefiero creérmelo para así ensalzar su figura aún más. En agosto no se trabaja. Y punto. Como, incluso en las malas, siempre algo bueno se esconde, su muerte me ha posibilitado descubrir la versión que Los DelTonos, héroes siempre de mi inacabada adolescencia, hicieron hace unos años del mítico Centro de gravedad permanente. Celebremos la música de Battiato, que esa nunca morirá.

The Last Man Standing

La canción de las 14:33. Como anuncié, regresé. La falta de costumbre me hizo olvidar cómo se hacía, pero me dejé llevar. Y volví. Hoy, con la rutina como compañera eterna de viaje, necesitaba una canción desconocida. Era esta, ninguna otra. No sé quién está detrás de The Last Man Standing, solo sé que es el título de una película y de una serie que aquí se tradujeron regular. Da igual en cualquier caso. Disfrutad este bellísimo Gold hayáis vuelto, o no.

Chelsea Boots y Xoel López

La canción de las 12:43. Dos historias paralelas con final feliz para comenzar el fin de semana del esperadísimo regreso. No es Navidad, pero hay almendros aún en flor. La primera: Escuché con interés a unos tipos de Madrid hace unos cuantos años, reclamado por la inmaculada calidad de sus temas, especialmente aquel fantástico Natalie. Luego resultó que uno de sus componentes, Santiago Isla, era hijo de Pablo Isla, el máximo responsable de que Inditex creciera hasta límites insospechados. La segunda: Xoel López es muy grande no solo por evidentes y casi infinitos méritos artísticos, sino porque no para de polinizar su talento con unos y con otras. De la unión de Chelsea Boots y Xoel López solo podía salir algo muy bueno, para poner los dientes largos por lo menos.

Baiuca

La canción de las 16:31. Desde que me tropecé con Álex Casanova hace ya unos añitos, he tratado de polinizar las bondades de Baiuca a todo aquel que me haya querido escuchar. Pocos mezclan el folklore con la música electrónica como este gallego medio vikingo, por aquello de que nació en Catoira, el lugar mágico de la romería de agosto. Lo que hace Álex lo llaman folktrónica y, a diferencia de casi todo lo demás, sí lo es. Su último disco, Embruxo, vuelve a ser fantástico. De su escucha, aún demasiado ligera, destaco este Conxuro, con el gaitero Cristian Silva interpretando la flauta y las particularísimas voces y panderetas del grupo Lilaina.

Bigote chino

La canción de las 14:37. Dicen estos murcianos comandados por Alberto Charro que ellos hacen neopsicodelia, aunque este Listo es más un estupendo trallazo garajero que otra cosa. En todo caso a unos tipos que deciden llamarse Bigote chino, no seré yo quién les tosa. Me conformaré con disfrutar de este adictivo adelanto y esperar más, aunque mejor será complicado.