Bye Bye Lullaby

La canción de las 15:32. Conozco bien las virtudes de Bye Bye Lullaby. Son paisanos y muy buena gente. Ester y Dani llevan años haciendo música americana en terrenos del cercano Oeste. Ahora se han echado en los brazos de algunos miembros de Calexico, Jairo Zavala incluido, y ahí se debe estar bien calentito. Lo demuestran ya en este más que esperanzador Despierta. Toda la suerte para ellos.

Mujeres & Cariño

La canción de las 15:45. Todo, repito, todo, lo que hace el trío barcelonés Mujeres me gusta, incluso lo que no suena a ellos. Es el caso de su recientísima colaboración con otro trío, en este caso, femenino, las felizmente habituales de este blog, Cariño. Se han juntado 6, más los teclados del multiinstrumentista Juan Pedrayes y han hecho una cosa la mar de bonita llamada Al final abrazos. Mezclar mujeres, cariño y abrazos. ¿Para qué más?

Eduardo Luka

La canción de las 15:22. No es la primera vez que lo escribo y seguro estoy de que no será la última. Más, después de ver este fin de semana el más que notable documental de Netflix sobre Héroes del Silencio. En Zaragoza se hace muy buena música. Se hizo y se hace. Uno de sus últimos representantes es este Eduardo Luka, originario del barrio zaragozano de San José. Su Cordobesa es original y potentísima. Y no sé exactamente en qué orden. Ni me importa.

Rodriguez Rodriguez

La canción de las 11:19. Sería el momento idóneo para cortarme la coleta y dejar en alto este modesto blog de música e ilusiones. Podríamos hacer un partido homenaje y colgar la camiseta allí, arriba del todo. Sin yo saberlo, llevo más de 8 años buscando música con el único fin de encontrar un tipo que se llame así. Como yo. Toda mi vida respondiendo a la pregunta: ¿Y el segundo? cuando digo mi primer apellido. “Rodríguez, también“. Pues bien, Albert-Vicente Muñoz Rodríguez llama a su proyecto musical Rodriguez Rodriguez y, aunque, sin entender muy bien por qué, lo haga sin las imprescindibles tildes, no puedo sentirme más realizado. Sería el momento idóneo de dejarlo aquí, pero va a ser que no.

Flores

La canción de las 12:41. El nuevo proyecto del valenciano Quique Gallo se llama Flores y conquista como cuando un desconocido te las regala. Como tantas veces, que así se llama el estreno, es un rayo de luz al borde del mar. Ya sé, ya sé, soy exagerado por naturaleza y no es más que una canción, pero en tiempos de pleonasmos e hipérboles escandalosas, permitidme que me deje llevar por una de las bonitas. Escuchad y lo comprobaréis.

Joan Colomo

La canción de las 15:36. Aquel Xiprer de Joan Colomo que compartí hace casi 8 años ya, resuena de cuando en vez en mi cabeza. Y siempre que mi aleatorio mentiroso la selecciona, me sale una sonrisa. Tiempo después, regreso al barcelonés de Sant Celoni y el feliz encuentro coincide con nuevo material. Esta Canço animada es diferente, con todo lo bueno que eso significa. Disfruten. Y sí, es una orden.

Riverboy

La canción de las 15:44. Ideologías aparte, muy aparte incluso, aplaudo fervientemente al responsable cultural de la Comunidad de Madrid que ha ideado la segunda entrega del programa Sesión Vermú, que lleva a cantantes y grupos habitualísimos de este blog de música e ilusiones por diferentes municipios de este artificial engendro llamado Comunidad de Madrid. Prácticamente todos han pasado por aquí, a muchos ya los he visto, y en casi todos los casos no me importaría repetir, e incluso hay dos o tres nombres en la lista que de nada me sonaban. Es el caso de Riverboy, el proyecto sevillano liderado por Carlos Yáñez, que cultiva esa psicodelia que tanto gusta por allí. Bebed de La Fuente y comprobaréis, como yo, que sacia la sed.

Álex Granero

La canción de las 14:47. Desperté ofuscado, pero sentimental. Localicé una canción de un tal Álex Granero, un chaval que, en su perfil de Spotify, cuenta literalmente: 21 años. Cantante, compositor, productor y jugador profesional de baloncesto. Me llamó la atención todo, pero lo que más, claro, eso último. Me pasé un buen rato buscando en Google ese anhelado enlace que me explicara la relación entre el cantante y el deporte de la canasta y que saciara mi enfermiza curiosidad. Me imaginaba a Álex como un buen base prometedor de Estudiantes. Pero no encontré nada. Regresé a su perfil y me fijé en una segunda línea que en visión original había descartado: Lo último es mentira, decía. Desperté, como decía, ofuscado, sentimental y, por lo que se ve, despistado. Pero por este Te quiero muchísimo, la aventura mereció la pena.

Pat Llombet

La canción de las 11:28. Estuve tentado de compartir algo más oscuro y sesudo, pero el sol dominical entraba tan directo por mi ventana que modificó mi intención. La joven tinerfeña Pat Llombet, abogada de formación, decidió opositar a una plaza en un juzgado de provincias y a ganarse la vida con la música. De lo primero, no tengo noticias. De lo segundo, claramente, hay opciones. Si te encuentro es buena prueba de ello.