6 de febrero. Asunción

La canción de las 14:06. Para mí es como cerrar un círculo mágico y virtuoso. Que un actor al que admiras haga canciones, y que también me gusten. Gocé cual cerdo en barrizal viendo al gaditano Julián Villagrán en Grupo 7, en Bajo las estrellas y, últimamente y mucho, en La Peste. Y ahora resulta que canta. Es más, que lo lleva haciendo toda la vida. Y que yo no me había enterado hasta hace un rato. Pero como no hay mal que cien años dure, Asunción es la solución.

4 de febrero. Martha Carpe

La canción de las 15:45. Nunca me cansaré de escuchar fantásticas y novedosas voces femeninas. Ayer, Valdivia. Hoy, Martha (así con h intercalada) Carpe. Su tono me llega a sonar al de la mejor cantante nacional del momento, pero no escribiré en quién estoy pensando por aquella de lo odiosas que son algunas comparaciones, por muy lógicas que parezcan. Si todo este desastre era este, que viva el desbarajuste eterno.

29 de enero. Gustavo Redondo

La canción de las 15:46. Esas canciones que empiezan con vientos y metales son mágicas. Si después aparece la voz y la sensibilidad del abulense de Pedro Bernardo Gustavo Redondo, cerraremos el círculo virtuoso. Redondo acompaña en las giras al gran Willy Naves y, pese a ser productor y hombre orquesta en su propio disco, se ha rodeado de buenos músicos para redondear su tercer largo. Fila india, título fenomenal, es el bellísimo adelanto.

27 de enero. Flecha Valona

La canción de las 15:40. Leo Flecha Valona y la mente se me va directa a una buena siesta de primavera dominical y a Alejandro Valverde subiendo como un animal el demencial muro de Huy. Alabo el gusto del jerezano Ezequiel Márquez para elegir nombre, bellísimo, para su proyecto musical. También, para hacer crecer este La Capital hasta límites insospechados y, por último, por ser el tipo que más cercano canta a Pucho, de Vetusta Morla, de todos los que hasta ahora he conocido. Todo, en fin, muy bueno.

20 de enero. Havoc

La canción de las 14:28. Cómo va a ser un lunes triste este si en San Sebastián celebran su día grande, pregunto. Directo desde Donosti, traigo hoy, en auténtico vendaval, lo nuevo de Havoc, la banda que lidera Pedro Gracia Pérez de Viñaspre, con el guitarrista y productor Jon Vidaur (la media parte de ese otro dúo artífice de la impagable Solo había que soplar más fuerte) y la dominante batería de Andoni Etxebeste. Este potentísimo Y si tiembla el suelo, en forma de particular tamborrada, es solo el prólogo de un auténtico discazo.