Cabiria

La canción de las 14:23. Totalmente confirmado: regresan los saxos. Parecían más en extinción que el urogallo, pero en las últimas semanas diversas canciones me han recordado más al pastelero Kenny G que en los últimos lustros. Ahora bien, si un saxo queda bien, para qué utilizar otro instrumento. Es lo que sucede, por ejemplo, en lo último de la joven barcelonesa Eva Calero, que firma sus canciones con la felliniana denominación de Cabiria y que en este Después de medianoche regresa a la música de una época que ella no vivió. Y eso tiene mérito. Y mola.

Deja un comentario