30 de julio. Mafalda

La canción de las 11:45. Música para vacaciones. Lo único que me traje de Buenos Aires, además de ganas inmensas de volver cada día, fue un libro con lo mejor de Mafalda. En aquel tiempo, la prehistoria, no había demasiadas pegas con el peso de los equipajes y aquel libraco del genial Quino me acompañó en el interminable vuelo sobre el océano infinito. Esta Mafalda de la que hoy os hablo es otra. Con raíces en el Reino Unido y en España, y ahora viviendo en Nueva York, hace, según ella, “pop oscuro“. Si es así, que viva, por siempre, la oscuridad. Y el humor.

Deja un comentario