23 de abril. Vetusta Morla

La canción de las 16:42. Día de fiesta por aquí. Día raro por lo tanto. Los festivos, por definición, caen en fiesta y no en medio de la cautiva y desarmada semana normal. El primer disco de Vetusta Morla era absolutamente glorioso. Tanto, tanto, que me revolucionó por completo hasta llegar a resucitar mi adocenada conciencia musical. El segundo, realmente bueno, llegó ya en época de infinitos y esplendentes descubrimientos. De este último, hoy me vino a la cabeza “Los días raros”, una de las mejores formas que conozco de empezar un disco y un concierto. Sí, lo reconozco, en algún momento yo boté y canté letras que no tengo ni puñetera idea de qué significan, ni falta que hace. ¿Acaso lo hiciste tú también?

Deja un comentario