21 de julio. Vetusta Morla

La canción de las 10:30. Madrugo, de nuevo, para que Dios, o quien sea, me ayude. No es el autor de este blog de músicas e ilusiones partidario de dejar de lado su sempiterna discreción y dedicarlo a cuestiones privadamente privadas. Pero hoy el susodicho decide hacer una excepción de esas que confirman las reglas porque hoy es uno de esos días especiales para gente que uno quiere. Esto va hoy para la persona más valiente que uno nunca se ha echado a la cara. “Ser valiente no es solo cuestión de suerte”, dicen nuestros amigos, sabios, de Vetusta Morla. Besos infinitos.

Deja un comentario