La canción de las 18:45. Los actuales faros ni siquiera han de dar luz para llevarnos por donde quieren. Nos guían, ya sea de día o de noche, hacia lo que les viene en gana. Ayer a votar, hoy a comprar y mañana; quién sabe hacia dónde nos mandaran mañana. Lo único claro que está claro es que iremos. Sortearé el día de comprar lo innecesario adquiriendo lo de casi siempre: un par de cañas, tres a lo sumo. Hace seis años, un grupo canario llamado El Faro atrajo la atención de la crítica musical especializada. En aquel momento aún no sabíamos qué era esta horroridad del Black Friday. Seis años después lo sabe hasta mi padre y Carlos Díaz y sus chicos han vuelto.

En Spotify: https://open.spotify.com/embed/track/3VdkUIb3UguBQR6n5TZMmk

Anuncios