La canción de las 11:15. De crío escribía listas de deportistas checoslovacos, cuando Chequia y Eslovaquia eran aún la misma cosa. Kokoshca bien podría haber sido el mediocentro defensivo del Dukla de Praga. Pero no. Oskar Kokoschka, además de batir el récord de más kas por letra cuadrada, fue un poeta y pintor de origen austriaco que vivió en el tan pasado siglo XX. Con alguna letra de menos, Kokoshca pasa por ser uno de los grupos más potentes del panorama independiente nacional. Llegan, como tantos, desde Navarra, y su último lanzamiento suena poderoso desde el primer acorde. Dicen que seguiremos en pie. Cómo no.

En Spotify:
https://open.spotify.com/embed/track/12CEFkYrebd9RLvN5e3yxT

Anuncios