La canción de las 16:55. Creo que esto sólo me lo provoca la música. Bueno, creo no; lo aseguro. Hasta hace un momento estaba tan campante, medio buscando una cancioncita que regalar en una de estas últimas tardes de sol otoñal. Y ha vuelto a pasar. He escuchado algo sublime. Tan bello como desconocido. Y no he podido evitar compartirlo. No sé casi nada de quién se esconde detrás de Guitarricadelafuente. Si acaso, que es un tipo que se llama Álvaro. ¿Para qué necesito más si lo gordo ya está hecho? Escuchad, bien alto, “El conticinio” ( qué tampoco sé qué carajo es) y luego me contáis. Si podéis.

En Spotify:
https://open.spotify.com/embed/track/69YDupexPCFwKmEVejktZ5

Anuncios