La canción de las 13:42. Como ya he escrito alguna otra vez aquí, no me llamó quien me tuviera que llamar por el camino del flamenco. Pero sí lo hizo por el de la sensibilidad y de eso sabe latín María José Llergo. Es de Pozoblanco, tiene una edad que no debería ni estar permitida y canta para hacer temblar el misterio, quitar el sentido y todos los demás tópicos que se nos puedan ocurrir. Ahora que Rosalía lo rompe en todo el mundo, esta “Niña de las dunas” no se le queda a la zaga. Ni mucho menos.

Anuncios