La canción de las 11:22. Apenas me enteré del paso del huracán Leslie por mi casa. Vivo en un bendito lugar sin apenas ruido, rodeado de vecinos, ora ausentes, ora silenciosos, y estoy acostumbrado a la quietud hogareña. Horas antes, viendo la televisión, intuí el fin del mundo. Y decidí dormir, por aquello de que así me pillara el apocalipsis. Escuché más los nombres de Zamora y Salamanca que en el último año y medio. Y tampoco fue para tanto. Un día de otoño con fuerte viento, lo habrían llamado antes. Hace unos años, Ricardo Lezón, el artífice de McEnroe, y tres amiguetes más, formaron Viento Smith. Su música, más otoñal no puede ser.

Anuncios