La canción de las 17:37. Reconozco que hasta hace un momento no sabía si me gustaba, o no, lo nuevo de David Rodríguez. Su música ya apareció por aquí hace tiempo con aquel Enrique VIII, que me gustó casi desde antes de la primera escucha y lo sigue haciendo cada vez que suena en mi cada vez más caprichoso aleatorio. El afamado productor y acompañante de la imprescindible Bien Querida regresa ahora con “Noches de blanco satán”. Después de sorprenderme tarareando el guitarrero estribillo, no me quedan dudas. Me gusta. Y mucho.

Anuncios