La canción de las 12:35. Leo en donde más se lee ahora que tal día como hoy Torrebruno habría cumplido 88 años. Quizá los jóvenes de hoy no sepan quién fue, pero los de ayer sí. A su muerte se contó que se había suicidado colgándose de un bonsái. Hoy el chiste estaría prohibido por las protestas del colectivo de enanos, que amenazarían de muerte al presunto autor, por el de naturistas, por el de abogados defensores de Felipe González y por los veganos. Yo ya lo he contado por si acaso. Una de las míticas canciones de aquel italiano feliz llamado Torrebruno atendía al glorioso nombre de Tigres (tigres), leones (leones). Resultaba que los dos querían ser los campeones. Décadas después, Javi, Luismi y Paco hacen música bajo esa misma denominación. Y lo hacen con un golpe en la puerta.

Anuncios