La canción de las 12:34. Leo, alarmado, que a las alturas de estío en las que nos encontramos, con rebequita por las noches ya incluida, aún no se ha encontrado la canción del verano. Hasta entre la basura es difícil rebuscar. Todavía consternado por la cruel ausencia, decidí que mi objetivo este martes sería buscar una canción pop perfecta. Y, tras ligeras pesquisas, volví a triunfar. Joan Queralt y sus colegas The Seasicks lo han logrado con “Niagara Park”. Parece fácil, pero lo es más hacerlo mal y sonar en todos los sitios.

Anuncios