La canción de las 11:07. Pudiera parecer que por el nombre del grupo que hoy comparto echo de menos el fútbol. Nada más lejos de la realidad. Será que, a mi edad, empiezo a crecer. Reminiscencias del defensivo balompié italiano de siempre aparte, me encuentro con David Molina y Antonio Jesús Moreno, componentes de Catenaccio, y creo estar escuchando a un buen Sr. Chinarro. Y este dato no es más que un gigantesco halago para el proyecto de estos dos ya avezados músicos cordobeses, que el año pasado hicieron un disco de esos que ya no se hacen. Muchos grados en la escala de Richter le otorgaría yo.

Anuncios