La canción de las 19:42. Regreso tardío por mor del estío vacacional. Pero vuelvo, que es lo relevante. Y lo hago, por partida doble, con “Calor”. Primero porque lo tengo y segundo porque así tituló el año pasado su disco el músico electrónico Henry Saiz, aunque fuera con el extraño alias de Hal Incandenza. De aquel interesantísimo trabajo, rescato hoy este veranieguísimo “Cuando el mar se trague el sol”. La voz femenina, tan limpia como siempre, es la de la cacereña Ana Naranjo que, como seudónimo, siempre prefirió el tan descriptivo Linda Mirada.

Anuncios