La canción de las 13:40. Admiro a los valientes. Lo son, por ejemplo, quienes se empeñan, guitarra y voz, en hacer canciones. Más aún quienes osan enseñar su mínima producción. El escritor de canciones madrileño Sanchezseco además de no esconder sus apellidos, acaba de publicar “Autorrescate”, cuatro piezas íntimas y emocionantes a la par. No lo oiréis en ningún sitio. Y es una pena.

Anuncios