La canción de las 11:33. Nunca fui yo mucho de Mecano, aunque les reconozco el mérito de que, sin yo saberlo, me supiera las letras de todas sus canciones. Lo pude comprobar en un concierto, aquí en mi ciudad, allí en mi prehistoria. Tropecientos años después, su mítica y premonitoria “Mujer contra mujer” ha caído en las afiladas garras de Las Chillers, un sexteto femenino experto en versiones que se  autodenomina como el grupo del pueblo y que dice representar el chonismo ilustrado. Con todo ello, este clasicazo no suena nada mal a ritmo de rock.

Anuncios