La canción de las 11:47. En ocasiones veo muertos y, a ratos, fantásticos nombres de músicos hasta ese momento desconocidos. Y rezo porque al pinchar en alguno de sus enlaces, lo que de allí salga me guste. Me acaba de suceder con el albaceteño Carlos Navarro Porta, cuyo nombre artístico, Carletti Porta, es poco menos que encantador. Pronto tendrá nueva producción para solaz de propios y sobre todo de extraños, pero hace un par de años recetó un EP de cuatro canciones que vale más que muchos álbumes completos de tantos y tantos. De aquel polvo, “Caballero” se llamaba, rescato en soleada mañana sabatina este “Vendaval”; de todo menos lodo.

Anuncios