La canción de las 11:51. Detengo por un momento la búsqueda de músicas patrias, pero sólo a medias. Primero, porque el regalo de hoy parte de una recomendación de mis adorados Rufus T. Firefly y segundo, y aún más relevante, porque, en el fondo y en la forma, siento que comparto mucho más que altisonantes bravuconadas banderiles con muchos adorables portugueses. Leo que First Breath After Coma tomaron su esclarecedora denominación de una canción de los tejanos Explosions in the Sky (a quienes tampoco conozco) y que viven en Leiria. Sueño ya con volver a pisar la fina arena que lleva al mar portugués y si es escuchándoles, mucho mejor.

Anuncios