La canción de las 11:54. Echo de menos el mar, mas la próxima revancha me calma. Me conformaré, por ahora, con olímpica piscina para frenar los rigores del recién llegado estío. Lo haré también escuchando la música de Oriol Flores, un catalán radicado en el País Vasco (el acabose para Ciudadanos), que hace canciones funk en euskera. Ahí queda eso. Este imparable “Zu eta Ni” confirma lo que repito casi siempre que comparto una canción cuya letra no entiendo y que ahora tiene más vigencia que nunca: mucho peor es comprender todo lo que “canta” Amaia Montero.

Anuncios