La canción de las 12:12. Hubo un tiempo en el que las canciones que llegaban del otro lado del charco tenían un preeminente espacio en este blog de música e ilusiones. Hubo otro que no. Regreso, quizá llevado por el futbolero ambiente reinante, a la inolvidable Argentina. Desde el gran Buenos Aires, desde el barrio de Boedo, escucho cantar a los cuatro chavales que se hacen llamar Bestia Bebé. Y pienso: primero, que seguro que son hinchas de San Lorenzo; segundo, que el amor ya va a llegar y, por último, que me doy prisa por cerrar estas líneas porque ya está jugando Francia.

Anuncios