La canción de las 12:46. Descubro, asombrado, que también me gusta el electropop. En realidad ya lo sabía, pero la vergüenza resulta la más imbatible de las emociones. Os contarán lo que quieran del miedo, pero creedme, nada como la vergüenza. Aún la ajena tiene un pase, pero la propia es el peor enemigo conocido. La chilena Javiera Mena está de visita por este país llamado todavía por algunos España y lo hace para mostrar su nuevo disco. A mí, por lo menos a mí, su escucha me proporciona algo de “Aire” y ya se sabe que sólo la honda respiración aparta a los fantasmas.

Anuncios