La canción de las 17:34. Mis padres me trajeron hasta aquí un día como hoy de hace algunos años, curiosamente cada vez más. Imagino que, en vez de llorando, aparecí estornudando, aunque quizá en aquel tiempo por no existir no existía ni la alergia. Conjunciones planetarias me llevaron hace algo menos hasta este modesto blog de música e ilusiones. Como cada 23 de mayo, opto por celebrar a lo grande mi cumpleaños total.

Anuncios