La canción de las 10:22. Jamás estuve en Huesca, aunque estoy convencido de que me gustaría mucho. Ayer, su equipo ascendió a Primera y los que empezamos a odiar el fútbol moderno nos hicimos un poco del conjunto oscense. La mayor noticia que yo nunca tuve de Huesca fue, claro, musical. Hace cinco años, el sevillano Álvaro Carmona y su compadre Tomás Fuentes la liaron parda con este pedazo de rap. Si no lo conocéis, estáis tardando. Si no es el nuevo himno del Huesca, también.

Anuncios