La canción de las 14:57. Constato que llevo días compartiendo canciones de voces femeninas y certifico que ninguna paridad malentendida me ha llevado a ello. Tan sólo, y no poca cosa es, el talento desmedido. Reconozco que me costó entrar en el terreno de la chilena Soledad Vélez, pero la compulsiva escucha de su última entrega, “Nuevas épocas”, la colocan en la cima de esa música electrónica que tanto me hace disfrutar. En esta casi mágica “Cromo y platino”, comparte además estrellato con Gerard Alegre, de El Último Vecino, otro de mis cibernéticos advenedizos preferidos. Disfrutemos, entonces.

Anuncios