La canción de las 11:56. En mañana de patriotera festividad, descubro que hay gente que paró el reloj del tiempo en su momento preferido. Les alabo el gusto. Es el caso de Lia Pamina, cantante de Castellón que, pese a por insultante juventud no los conoció, decidió quedarse a vivir en los años 60 y 70, si bien estos últimos parece que ya le quedaron demasiado mayores. En su último disco aparece Jeanette por todos los lados y eso no es cualquier casa. De aquella obra de inmaculada sencillez me quedo, aunque hoy el sol no sepa muy bien si salir o no, con este luminoso “Para los dos”.

Anuncios