La canción de las 14:39. No tiene por costumbre servidor repetir grupo en este cibernético lugar. Tripitir ya sólo queda para los muy cafeteros. De entre estos últimos, Club del Río, una de mis formaciones predilectas. Meses después de disfrutar en la queridísima Zamora de su fantástico directo, me cuentan que su tercera obra está ya en el horno, presta para deleitar a los oídos más desinhibidos. Para colmo de bienes, no hace mucho que leí que tomaron su nombre de alguno de los ríos que serpentean por la dehesa salmantina. El grupo comandado por la personalísima voz de Esteban de Bergia y su estupendo escudero Álvaro Ayuso siguen recetando cancionacas sin parangón. “Remedios” es sólo el último y maravilloso ejemplo.

Anuncios