La canción de las 11:58. Reconozco que yo también bailé solo hace ya más de dos décadas. Avergonzarse del pasado tiene relativo sentido y cansancio asegurado. Parece que de aquellas dos chicas que bailaban sin compañía, Marilia era la más brillante. Sigue cantando, muy bien por cierto, y ahora acaba de sacar esta preciosa versión de “Volver a los diecisiete”, de la chilena Violeta Parra. Le acompaña en semejante misión el a ratos imprescindible Nacho Vegas. Leo que ambos, Marilia y Nacho, nacieron el mismo año, 1974. Soy mayor que ellos. Hasta aquí puedo leer.

Anuncios