La canción de las 11:32. No es muy pródigo este modesto blog de música e ilusiones a la hora de compartir música francesa. No me llamó quien me tuviera que llamar por el camino de los irreductibles galos. Uno de los pocos grupos de allí que por aquí pasaron fueron los chicos de Exsonvaldes, cuyo directo tuve ocasión de disfrutar cual cerdo en charca cuando todos éramos un poquito más jóvenes. Dos de sus componentes, Simon Beaudoux y Martin Chourrout, han dado por concluida aquella aventura y han decidido formar Ravages; Estragos, o algo así, en román paladino. Y, como la mona y la seda, siguen sonando igual de elegantes. Incluso más.

Anuncios