La canción de las 18:21. Me gustaría pensar que los padres de alguno de los cinco chavales murcianos que conforman Jump to the Moon ponía en sus casas discos de Fleetwood Mac. Salvando las odiosas distancias y dejando a un lado todo tipo de ridículas comparaciones, hay algo en este novísimo “Sxty” que me recuerda de lejos a los discazos de Stevie Nicks y compañía. Por edad, estos chicos bien podrían ser sus nietos. Veinteañeros, por ahí los llaman millennials, con muchísimo desparpajo. Con la que está cayendo, ya es mucho.

 

Anuncios