La canción de las 13:11. Decidí afrontar una aventura de máximo riesgo durante los días de santo asueto y concluí la misión con notable éxito. Satisfecho, busqué música para celebrarlo. Y, como siempre, la encontré. Necesitaba una canción calma y melódica. Y allí esperándome estaba “La hora más fría”, al más puro estilo de los armónicos y felices años 70. Pregunté por el autor y llegué a Summer Spree, el personalísimo proyecto Álvaro Muñoz, el artífice de aquella otra bonita idea llamada Tarik y la fábrica de colores. Como siempre, las canciones salvan.

Anuncios