La canción de las 10:51. Hace algún añito que otro, Ángel Stanich ya se pasó por aquí repartiendo mandanga cósmica de la buena con aquel inolvidable “Metralleta Joe“. Hoy repite básicamente por tres motivos: primero, porque me apetece, después, porque “Mátame camión” es una cancionaca de primera y, por último, porque esta noche viene a verme a casa. Y ahí estaré yo, como poco, saltando de placer. Para colmo de males, su telonero será Germán Salto, un auténtico virtuoso. La mesura del disfrute la dejaremos a la puerta.

Anuncios