La canción de las 10:37. Eva, de los Ryjlen de toda la vida, procede de Guadalajara y allí se crió con un apellido más banal pero con suficiente porte nobiliario como Sigüenza. Ya con nombre artístico, fue durante años la mitad de los Idealipsticks y ahora, como otro que yo me sé, se ha puesto por su cuenta. Comienza con este elegante “Santa Fe” que, intuyo, más tendrá que ver con la seguridad en sí misma que con cualquier otra referencia topográfica. No es, en absoluto, una mala manera de volver a empezar.

Anuncios