La canción de las 11:09. Cabe de todo en este blog de música e ilusiones. La única condición, que guste al escribidor. Lo hace, sin ningún género de dudas, esto que escucha, obra de Daniel Magallón, ahora bajo la denominación de Flamaradas. Sorprende, y a partes iguales agrada, escuchar una voz masculina tan poderosa como la suya en tiempos de trascendentes nasalidades. Canta agitando los brazos como si fuera a echarse a volar. Y eso no lo hace cualquiera.

Anuncios