La canción de las 12:12. Como no hay mal que por cien años venga ni que por bien dure, celebro mi reencuentro con la música; esa que nunca falla. Espero que me reciba del duro bregar como sólo ella sabe, con sorpresas plenas de emoción. La primera, al menos, es justo eso. Bajo la licántropa denominación de Rey Lobo, hoy descubro, y comparto en acto casi reflejo, la música del murciano Víctor Miguel Hernández. Dicen que pertenece a eso que ahora llaman folktrónica y a mí me da exactamente igual cómo la denominen. Pero, por ejemplo y sin ir más lejos, está “Media legua” es formidable. Como para, por lo menos, echar a correr.

Anuncios