La canción de las 11:31. Como al amor, también a esto llegué tarde. Llevo toda la mañana escuchando a un grupo que acaba de desaparecer. Por fin sé qué era aquello de la canción protesta. Se hacían llamar El Pardo y tristemente ya no hacen barbaridades como las que dejan especialmente en su último disco, sarcásticamente titulado “Europa, sí”. Si por ahí habéis visto algún títere sin cabeza, que sepáis que han sido estos chicos liderados por el gran Raúl Querido. Podría compartir cualquiera de sus himnos, porque le sacuden a todo, pero hoy me quedo con este irónico “Un yerno ideal”. Perfectamente querellable. Supongo que Albert no sabrá de su existencia. Él se lo pierde.

Anuncios