La canción de las 19:36. Entro, a deshoras, para regalar canciones. Lo siento, pero Sálvame estaba imposible de apagar. Hace años que conozco la música de Carlos Madrid. Ya compartí por aquí aquella singular y bellísima preocupación suya de saber quiénes construían las vías del tren. Después de tiempo callado, acaba de publicar “La nueva sensibilidad”, y no puedo por menos que, por ella, abandonar las penurias de Terelu. “… Es tu responsabilidad / y no la mía, lo siento / la nueva sensibilidad / consiste en esto…”. Sólo dos minutos y medio, pero dos minutos y medio perfectos. 

Anuncios